Hoy vamos a hablar de algo que nos importa a todos: el famoso contenido de valor.

Sabemos que tenemos que generarlo, que es importante y que nos va a ayudar a conseguir seguidores más fieles. Pero no sabemos cómo.

Ojo, hay dos partes de esta cuestión: una es no saber cómo y la otra es que ni siquiera nos sentamos a pensarlo. Porque sí, el contenido hay que sentarse a pensarlo. No hay más vueltas que darle.

Así que: si estás dispuesto a sentarte a pensarlo, seguí leyendo este artículo. Sino, no sigas porque no te va a servir para nada.

No hay recetas mágicas para crear contenido, pero hay algunos tips que pueden ayudarlos a comenzar, que es la parte más difícil.

Vamos a lo que nos atañe:

#1. Pensar en nuestro público objetivo

Siempre tenemos que tener en cuenta a quién va dirigido este contenido que estamos generando. Si pensamos en quién va a recibir este contenido de valor entonces podemos pensar qué contenido le puede llegar a interesar a esas personas. Parece una pavada, pero cuando nos sentamos a escribir nuestro contenido muchas veces olvidamos a quién va dirigido. Este paso es fundamental y nos ahorra muchísimo trabajo.

#2. Generar contenido no es regalar nuestro trabajo

Cuando hablamos de generar contenido para emprendimientos de servicios suele ser más fácil: damos un poquito de lo que ofrecemos y listo. Pero hay que saber cuándo parar también!. Estamos dando una muestra gratis, no estamos regalando nuestro trabajo.

En el caso de productos, no podemos regalar lo que hacemos sobre todo por un tema de logística, entonces vamos a pensar justamente eso: NO vamos a regalar nuestro trabajo, vamos a regalar algo que TIENE QUE VER con nuestro trabajo.

#3. Pensar en complementar

Una buena manera de llegar a nuestro contenido y no regalar nuestro trabajo es complementar el trabajo que hacemos.

Preguntémonos: Qué más puede necesitar nuestro cliente para complementar el producto/servicio que yo le vendo?. De qué manera podemos ofrecer digitalmente algo que le sirva?

#4.  Pensar qué más sabemos

Otra forma de encontrarle la vuelta a esto del contenido es pensar en nosotros como emprendedores. Además del producto/servicio que ofrecemos, qué otra cosa sabemos hacer? Qué otra cosa podemos enseñar? Podemos relacionarlo de alguna manera con lo que vendemos?

#5. Brainstorming

Un buen momento para utilizar esta herramienta tan útil es ahora. Escribí todo lo que se te venga a la mente y empezá a trabajar con eso.

#6. Pensar en consignas

Consignas, rubros, etiquetas, hashtags. Llamalo como te guste. Cuando empieces a trabajar con estas ideas que te surgen, empezá a pensar en etiquetarlas, en separarlas en «consignas». De esta forma, englobando todas estas ideas en un mismo rubro podés generar más contenido de donde viene eso.

#7. No lo largues todo junto

Si bien queremos generar contenido que interese, que sirva, no nos va a funcionar a nosotros si publicamos todo el contenido junto. Lo importante en las redes sociales es tener siempre contenido para publicar, y si en dos o tres publicaciones lo regalamos todo, entonces perdemos esta continuidad. Midan la cantidad, entréguenlo en cuotitas.

 

Con todo esto, espero que estén pensando en ponerse a trabajar YA!

Y no se olviden que generar contenido hoy ya no es una elección, es una manera de estar a la altura de nuestra competencia. Y diferenciarnos.

Ojalá les haya servido este artículo, les deseo éxitos con su creación de contenido!